Hotel Alexander, en el centro de Cracovia

hotel-alexander-edificio
Imagen: web del hotel

Cracovia es quizá una de las ciudades más visitadas de Polonia; de hecho, cuando estaba preparando mi viaje a Varsovia hubo mucha gente que me dejó caer que era absurdo visitar esa ciudad, porque Cracovia era mucho más bonita. La manía de comparar cosas que no se parecen en nada… Además yo a lo que iba era a visitar a mi amiga, y ella vivía en Varsovia, así que la elección estaba clara. Pero fue ella misma la que me sugirió pasar al menos un par de días en Cracovia, porque según me dijo era muy fácil llegar hasta allí en tren y merecía la pena visitar la ciudad. Así que nos buscamos un hotelito para pasar una noche allí. El hotel Alexander se encuentra prácticamente en el centro de Cracovia, a unos cinco minutos andando desde la plaza del Mercado, y a unos quince desde la estación de tren; está exactamente en la calle Garbarska 18. A pesar de ser una calle muy céntrica, es pequeña y bastante tranquila, así que no encontramos demasiado jaleo por allí ni tuvimos problemas de ruidos a la hora de dormir.

126. Cracovia - Hotel AlexanderEl edificio es bastante nuevo comparado con otros hoteles que hay por Polonia, que los hay que incluso están situados en antiguos palacetes. El Alexander se inauguró más o menos en 2003, así que es aún jovencito; y se nota bastante, ya que por fuera se ve moderno a pesar de contrastar con otros edificios que hay por la zona. No es un hotel demasiado grande, tiene cuatro plantas (más el sótano, donde se encuentra el restaurante) y unas 50 habitaciones. Para acceder a él hay escaleras y también rampa, que se agradece si vas con maletas o simplemente si te cuesta subir escaleras. Habíamos cogido el tren en Varsovia muy temprano así que llegamos al hotel un poco antes de tiempo, pero aun así pasamos por allí; nos dijeron que podríamos entrar a las habitaciones a partir de las 2, así que lo que hicimos fue aprovechar hasta entonces para darnos una vuelta por la ciudad.

En esta misma planta, junto a la recepción, hay también unos aseos; y en el otro extremo está el ascensor. Es todo muy moderno, con suelos y paredes de azulejos, y hasta una fila de mesitas pegadas a los ventanales que dan a la calle. En la propia recepción podemos comprar varios tipos de zumos y refrescos, y además hay una máquina de las que expenden agua. Después de pasear un poco por Cracovia, comer y volver a pasear, regresamos al hotel y ya sí pudimos entrar en las habitaciones; nos había fallado la logística cuando organizamos el viaje, así que finalmente reservamos dos individuales. Yo hablaré únicamente de la que me tocó a mí, la 230.

127. Cracovia - Hotel AlexanderAl salir del ascensor en mi planta y ver que la habitación estaba justo al lado me eché a temblar, porque pensé que iba a haber un trasiego enorme todo el rato; pero la verdad es que no me enteré de nada en toda la noche. Era bastante más pequeña que la otra que habíamos reservado, pero el espacio estaba de lo más aprovechado. Al entrar, a mano derecha, estaba el cuarto de baño, pequeño pero muy apañado, con lavabo, inodoro y plato de ducha; el único hueco que tenía para poner cosas era la balda pequeña que venía con el espejo, pero me fue más que suficiente. Tampoco había detallitos como cepillos de dientes, pastilla de jabón, vasos, secador, etc.; sólo un dispensador de jabón adosado a la pared junto al lavabo, y otro en la pared dentro de la ducha. Y también un juego de toallas, una para el lavabo y dos para la ducha.

A continuación del baño, a la izquierda, había una mesa con la televisión, una silla y un mueble pequeño con una bandeja en la que había varios tipos de infusiones, dos servicios de té y una tetera, que por cierto no llegué a utilizar. Encima de la mesa también estaba el teléfono y el mando de la televisión; no había que andar pidiéndolo en recepción como he visto algunas veces. Aunque también es cierto que no vi prácticamente la televisión, sólo un rato por la noche que me puse a hacer zapping y vi que ponían una peli de Schwartzenegger; pero como en Polonia sólo tienen a un actor de doblaje para todas las películas, la verdad es que se hacen de lo más monótonas y cuando me desperté sobre la 1 de la mañana la película ya había terminado a saber cuánto rato hacía…

128. Cracovia - Hotel AlexanderFrente a la mesa de la tele estaba la cama, que tenía en una de las paredes un par de baldas para colocar cosillas, y detrás del cabecero un armario. Es decir, el lateral del armario estaba pegado al cabecero de la cama; la distribución era un poco rara, pero como la habitación en esta zona era alargada y estrecha, creo que no habría cabido el armario colocado de ninguna otra forma. Y eso que la cama no era demasiado grande, que así a ojo calculo que sería de 1’10 como mucho. Pero la verdad es que el colchón me resultó comodísimo y dormí estupendamente, no sé si también por el cansancio del pateo que nos dimos ese día.

Lo que más me gustó de la habitación fueron los dos ventanales enormes que ocupaban toda la pared al lado de la cama; daban a la fachada principal y justo enfrente se veía la iglesia de las Carmelitas, bastante famosa en la ciudad. Eso sí, hay que tener en cuenta que en Polonia no hay persianas en las ventanas y en esta época amanece más o menos hacia las 4 de la mañana, así que si sois dormilones mejor que sepáis esto porque las cortinas aunque eran dobles no es que fueran demasiado tupidas. A mí me da lo mismo porque puedo dormir aunque haya algo de luz, pero en el caso de alguien que necesite estar totalmente a oscuras para dormir, lo va a tener difícil a no ser que duerma con un antifaz o algo así.

129. Cracovia - Hotel AlexanderLa reserva la hicimos con desayuno, que lo sirven de 7 a 10 de la mañana y para lo cual hay que bajar al comedor que está en el sótano; el horario no está mal, aunque si sois de los que estando de vacaciones os levantáis a las 11, está claro que os quedaréis sin desayuno. Es de tipo buffet y con bastantes cosillas para elegir, desde zumos de frutas a café, infusiones o leche, hasta varios tipos de bollos, huevos duros, embutidos (por supuesto salchichas, que a los polacos les encantan), bacon, cereales de varias clases, pan de molde o de barra y tostadoras para poder darles vuelta y vuelta, y también alguna bandeja con varios tipos distintos de queso y hasta rodajas de tomate. El hotel también tiene aparcamiento dentro del edificio; nosotras fuimos a Cracovia en tren, pero por si alguien viaja en coche, lo puede aparcar en el interior del hotel sin problemas, pagando un suplemento.

En todas las habitaciones hay también aire acondicionado y calefacción, y wifi gratuita. Y destacar también el personal, que fueron todos majísimos y no tuvimos ningún problema para entendernos con ellos en inglés. Yo llevaba preparadas algunas frases en polaco, y si me hablan despacio soy capaz de entender bastante; pero al final no hizo casi falta porque con el inglés nos apañamos perfectamente. Así que entre que es un hotel bastante apañado, que está en un sitio muy céntrico pero muy tranquilo, que la habitación me resultó muy cómoda y acogedora y que de precio tampoco está nada mal y además con desayuno, seguro que lo volveré a tener en cuenta si me animo a viajar de nuevo a Cracovia.

Más alojamientos en Polonia…

Anuncios

7 respuestas a “Hotel Alexander, en el centro de Cracovia

  1. La verdad que esta muy apañado el hotel genial que incluya el desayuno y los ventanales son impresionantes. Al final es muy personal lo de los viajes a veces te dicen tanto tanto y otros te lo pintan tan mal que te sorprendes para bien y para mal. Yo tengo ganas de ir a Canarias muchas pero todo el mundo me lo pinta mal pero aun así pienso ir jiji, además si aprovechas la visita a tu amiga mejor que mejor. Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s