Cuadernos hispánicos (XXX): Lugo

053. Lugo - Puerta de San PedroEn uno de nuestros viajes por tierras gallegas hicimos una pequeña parada en Lugo porque no conocíamos la ciudad y nos pillaba prácticamente de paso dentro del recorrido que teníamos pensado hacer, así que decidimos pasar aquí la primera noche, concretamente en los apartamentos Ciudad de Lugo, que resultaron una elección de lo más acertada.

Lugo es una ciudad más o menos pequeñita y prácticamente todos los puntos de interés se encuentran dentro del recinto de la muralla romana, que data de entre mediados del siglo III e inicios del IV, y es la única de esta época que sigue estando todavía intacta; tiene una longitud de algo más de 2 kilómetros y se puede acceder a ella a través de diez puertas diferentes, además de recorrer todo su perímetro por el paseo de ronda.

040. Lugo - CatedralSi caminamos en dirección a la plaza Mayor nos encontraremos con que es bastante grande, y de hecho más bien parece un parque, porque tiene un montón de bancos donde sentarse, muchísimos árboles y también varios soportales con terracitas donde poder tomar algo. En esta misma plaza se encuentra también el edificio que alberga la sede del ayuntamiento, una de las obras más características del barroco civil gallego, con una torre del siglo XIX. No muy lejos está la catedral, consagrada a Santa María y que en sus inicios se construyó en estilo románico sobre los cimientos de dos basílicas anteriores; aunque como suele ser habitual en estas construcciones, fue teniendo después varios añadidos góticos, barrocos y neoclásicos. De este último estilo es la fachada principal, que data del siglo XVIII. Del interior de la catedral destaca principalmente la capilla de la Virgen de los Ojos Grandes, aunque también tiene otra que está dedicada a San Froilán, el patrón de la ciudad. Y frente a uno de los laterales de la catedral se encuentra el palacio episcopal, un edificio de estilo barroco.

046. Lugo - Museo provincialSi somos aficionados a visitar iglesias, en Lugo tenemos unas cuantas: Santa María a Nova, San Froilán, Santo Domingo, las capillas de la Soledad, de San Roque y del Carmen… Pero la que más nos llamó la atención fue la iglesia y convento de los Padres Franciscanos, de estilo gótico y que hoy día alberga el museo provincial.

Si por el contrario lo que nos apetece es visitar museos, es sorprendente la cantidad de ellos que hay en una ciudad; aparte del provincial, también podemos visitar el del Círculo de Artes, el de la Diputación, el de la Fundación Caixa Galicia y el de la propia catedral. Con todo esto la verdad es que tenemos para dedicarle a la visita a Lugo un rato de lo más entretenido.

Si después de recorrer el casco histórico disponemos de más tiempo y queremos recorrer Lugo por fuera de las murallas, podemos encaminar nuestros pasos hacia el río Miño, en la parte más baja de la ciudad; allí podremos ver un par de sitios más, que datan de época romana. Se trata por un lado de las termas, que datan del siglo I a.C. y de ellas aún se conservan algunos restos; para visitarlas deberemos dirigirnos al edificio del hotel Balneario, ya que se encuentran en su interior. El horario de visitas es bastante reducido, y según la época del año únicamente se puede acceder o bien los miércoles o bien los domingos, así que es mejor contactar antes por si acaso. 059. Lugo - Puente romanoEn la zona de las termas se encuentra también el puente romano.

Aunque nuestra visita a Lugo fue un poco rápida, nos pareció una ciudad tranquila e ideal para pasear; cuando se ponga a llover sin parar imagino que será otro cantar, sobre todo porque la lluvia es incómoda para hacer turismo. Pero sin ninguna duda, Lugo tiene infinidad de rincones por descubrir: museos, iglesias, callejeo, terracitas donde tomar algo en plan relajado, tiendas con dulces y otros productos típicos… Hay incluso un centro comercial en el casco antiguo que tiene, en una de sus plantas, los restos de una antigua vía romana que se encontró durante unas excavaciones. Aunque desde luego una de las cosas que más me llamó la atención fue lo bien conservada que está la muralla; creo que un imprescindible a la hora de visitar Lugo es darse un paseo por ella, tanto por fuera como por dentro, tratar de pasar por todas sus puertas, o incluso subir por el camino de ronda y recorrerla entera. Para mí esta ciudad fue todo un descubrimiento de lo más agradable.

Anuncios

2 respuestas a “Cuadernos hispánicos (XXX): Lugo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s